24 de Marzo: Día de La Memoria por la Verdad y La justicia

Había una vez un país con nombre de mujer, donde la muerte andaba suelta persiguiendo a los sueños, acorralando a la vida. Y en ese país de nombre plateado, los sueños y la vida tuvieron que aprender cómo enfrentar a los verdugos.

Las Madres están dejando esa herencia: Cómo convertir al dolor, en acción. La parálisis y el miedo, en lucha. La desesperación, en coraje. Las lágrimas, en acciones. Para acorralar a la muerte, como el primer día: tejiendo luchas, haciendo circular los sueños,
y alumbrando la vida».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *