Salió «La Voz de diciembre»

Órgano informativo de la Asociación Vecinal de Villa del Parque

« A desalambrar»

Cuando Daniel Viglietti escribió la canción “A desalambrar” pensaba que la tierra debía ser de quienes la trabajaban y no de los terratenientes y por eso los invitaba a desalambrar, es decir a quitar esos cercos de alambre que ponen los dueños de los campos para decir esto es mío.

Esta invitación bien podría extenderse a otros aspectos de la vida. Hemos visto como a lo largo de los años y a través de cualquier medio, cuando no de la fuerza, nos han cercado el conocimiento, nos han alambrado el deseo de salir de la pobreza, de crecer, de ser mejores. Nos han hecho creer que no podíamos saltar el cerco.

Desde la vecinal de VdP además de tratar de atender los problemas cotidianos que tanto nos aquejan, que debe resolver el estado y de los cuales somos el nexo, hemos intentado siempre cortar los alambres del cerco a través de la promoción humana, de la formación y la educación. Este año han sido los Cursos de Salud de Cuidadores y Cuidadoras de personas y Promotores y Promotoras de Salud, así como de Comunicación; y lo hacemos colectivamente porque sería imposible romper con los cercos que nos impiden crecer como seres humanos si solo sumamos individualidades. No existe la salvación individual, porque nadie es capaz de desarrollarse solo y por sí mismo si no lo hace a través de su comunidad.

Es por eso que es imprescindible que los vecinos y vecinas del barrio, cada uno desde sus tiempos y sus posibilidades, se vayan sumando a esta tarea de desalambrar, de derribar los cercos para crecer como comunidad. Es una invitación a trabajar en redes; que las instituciones del barrio conectadas entre sí convoquen a los vecinos y vecinas para trabajar colectivamente, porque las instituciones solas y aisladas tampoco pueden ayudarnos a superarnos. Las escuelas, las iglesias, la mutual, la vecinal, el centro de salud, entre otros, son los motores de esa tarea. Todas tienen como finalidad la promoción humana, cada una a través de su naturaleza: la educación, la fe, la ayuda social, la formación y la asistencia; pero aun cuando su naturaleza sea distinta, el objetivo es el mismo: no ya saltarlos, sino derribar todos los cercos. Por eso, después de un año tan difícil, invitamos a los vecinos y vecinas de Villa del Parque al gran desafío que tenemos por delante: “a desalambrar”.

Link para leer LA VOZ de diciembre….. hasta el próximo Febrero 2020

https://indd.adobe.com/view/831de965-9d73-4a0f-a3b8-347366ce12d5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *