«Cuando los Hogares desafian a la pandemia de la Incomunicación»

Pipo Sánchez ( Equipo de Comunicación Región Litoral)

Los Hogares de Cristo pertenecientes a la región Litoral de nuestro País, conformaron un equipo de comunicación que les permitirá conocer y difundir las distintas realidades de los Centros barriales que la conforman. El puntapié inicial lo dará un programa radial que se emitirá a partir del próximo Sábado 16 de Mayo desde las 18 hs por medio de la radio online «La Fogata» y será retransmitido en diferentes radios Comunitarias .

EL HOGAR DE CRISTO tiene por lema: “Recibir la vida como viene”. A todos, sin excepción, acompañando a los más rotos, a los excluidos, a los más vulnerables; personas en situación de calle y consumo problemático

Nuestros Centros Barriales tienen como finalidad dar respuesta integral a situaciones de vulnerabilidad social y/o consumos problemáticos de sustancias psicoactivas, poniendo siempre en primer lugar la persona y su dignidad.

Comprendemos que estamos ante situaciones de enorme complejidad: no es solamente un problema de drogas sino de personas atravesadas por este flagelo. No hay una línea directa que va de la droga a la recuperación. Recibimos la vida como viene, en su totalidad y complejidad, donde muchos pueden comenzar a vivir, junto a voluntarios, una vida de FAMILIA, charlar, revincularse, compartir el desayuno, el almuerzo, la merienda, los talleres para aprender algún oficio, finalizar la escuela primaria, posibilitando habilidades y competencias para la vida. En esta familia el acompañamiento es “Cuerpo a cuerpo”. 

En los centros barriales se busca recibir la vida como viene y hacerle lugar, sin juzgar, sin condenar. Recibir la vida como viene, intentando dar respuesta a necesidades.

Que queremos trasmitir en el programa?

Los centros barriales de la región del litoral, nos unimos para estar más cerca, compartir y ser familia a través de la comunicación. Consideramos de suma importancia en estos tiempos mantenernos unidos.

En estas dos horas queremos transmitir un poco de todo lo que vivimos, de lo que nos mueve, de lo que sentimos. Queremos trasmitir la vida del Hogar, vida misma, a Jesús en cada una de las personas que pasa por nuestros hogares.

Queremos crecer juntos, ser familia, que se derriben los muros que nos separa y se construya un puente donde podamos ser quienes somos. Con nuestras riquezas y nuestras vulnerabilidades, queremos aportar a la «civilización del amor», en una radical afirmación del valor de la vida y del amor, aceptando la vida como viene y caminando cuerpo a cuerpo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *