«El que avisa no traiciona»

Sistemáticos intentos por ingresar a su vivienda condujeron a un vecino a notificar la presencia de alarmas.

En los primeros días de este mes fue el sueño interrumpido por el sonido de alarmas activadas y perros ladrando fueron los encargados de comunicar a los habitantes de una vivienda ubicada en 9 de Julio al 7500 la presencia de los «amantes de lo ajeno». El hecho los obligó a reforzar los ingresos del inmueble con trabas internas.

Posterior al desafortunado episodio, la cerradura del portón «barreteada» les volvía a dar el mensaje de un nuevo intento por ingresar al domicilio. El «raid» continuó ya que días atrás la puerta del ingreso principal amaneció violentada.

La situación condujo a los vecinos a buscar una «estrategia creativa» que les permita poner un final a esta larga lista de hechos de inseguridad. Avisar a los visitantes es el método elegido.

» El que avisa, no traiciona».

previous arrow
next arrow
Slider

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *