«Vecinos preocupados»

En la jornada de hoy grupos de personas que realizan la actividad del trueque instalaron sus puestos en el espacio del polideportivo que ocupa la manzana contigua a la destinada a esta acividad.

Desde día 07 de Diciembre de 2009 los vecinos del espacio delimitado por las calles 1° de Mayo, Azcuénaga, 4 de Enero y Matheu, se convirtieron en sus guardianes.

En esa fecha se procedió al escrutinio de los votos que en el marco de la experiencia del Presupuesto Participativo emitieron durante sábado, domingo y lunes los habitantes de los barrios Transporte, Villa Elsa y Esmeralda Sur, pertenecientes a la vecinal Facundo Quiroga y que arrojaba como ganador su proyecto de transformar la superficie en un espacio verde que incluiría un playón deportivo, asadores, juegos infantiles y un anfiteatro.

Numerosos fueron los hechos en los que ,a lo largo de estos casi 12 años, los vecinos debieron intervenir para evitar que ese pulmón de barrio Transporte sea ocupado para fines distintos a los que se habían establecido en aquel proyecto ganador.

Tal vez el más recordado por las barriada fue la lucha que llevaron adelante contra la usurpación del espacio, que tuvo lugar en los primeros meses del 2020, y que protagonizaron más de un centenar de personas que comenzaron a «lotear» y armar asentamientos en el lugar.

En esa oportunidad la organización barrial consiguió la orden de desalojo que se llevó a cabo en los últimos días del mes de Septiembre del mismo año.

Además de aquel «hito» que representó la usurpación, los vecinos están atentos a a distintas actividades que se realizan en el lugar y que no dan cuenta de los objetivos establecidos en el proyecto inicial. Un ejemplo de esto son las celebraciones religiosas que en ocasiones llevan a cabo miembros de una iglesia.

Otra es la acontecida en la jornada de este Domingo 25 de Abril cuando los vecinos pudieron ver como, grupos de personas que realizan la «actividad del trueque,» comenzaron a delimitar sus puestos en el extremo oeste del polideportivo.

La preocupación fue aún mayor cuando por distintos comentarios se anoticiaron de la posibilidad de que quienes realizan esta actividad en los terrenos de la «Estación Mitre» sean trasladados a este sector debido a las obras que allí se realizan.

En este contexto algunos vecinos dialogaron con los puesteros que se encontraban en el espacio verde quienes entendieron el reclamo y desalojaron el espacio.

La preocupación se instaló nuevamente en el vecindario que cuidan celosamente una bandera que nunca van a arriar: la de «Vecinos en Lucha».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *