«Prohibido Olvidar»

Las llaves de la vecinal Facundo Quiroga vuelven a estar en mano de los vecinos.

Pipo Sánchez

Por más de cuatro años, la Vecinal del Barrio Transporte mantuvo sus puertas cerradas. Su sede abandonada y deteriorada bien podría utilizarse como símbolo de una barriada postergada, sede de anuncios y promesas de actores políticos que en numerosas oportunidades se suben al escenario barrial para poner en escena la «obra», que como ya casi todos los vecinos conocen, nadie compra la entrada para ir a verla.

Fueron justamente el cansancio de ver y escuchar «siempre lo mismo» y la indignación de ver como el paso de los días erosionaban al espacio de participación vecinal por excelencia, los combustibles que pusieron en marcha un proceso que no tenía precedentes en la historia de este Barrio:

La unidad de los distintos grupos de vecinas y vecinos que venían reclamando a las distintas gestiones de gobierno municipal que no olviden a este sector de la Ciudad.

Fue justamente esa tarea colectiva la que permitió, luego de un año de trabajo, que el pasado Viernes las llaves de la Vecinal Facundo Quiroga vuelvan a estar en manos de los vecinos. No solamente en las de una comisión directiva, que se conformó en las idas y venidas de este camino de participación, sino en la de todas y todos los que participaron en esta lucha colectiva que viene a marcar un antes y un después en la historia de Transporte dejando a los habitantes de este barrio una enseñanza que no debemos olvidar:

» Solo cuando se lucha colectivamente se vence. Ahora tenemos que ganar» ( Juan Manuel Sánchez Gordillo)

Publicaciones de «La Fogata»

La Vecinal se abrió . PROHIBIDO OLVIDAR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *