” No había lugar para ellos”

Reflexiones sobre los pesebres actuales.

Pipo Sánchez

Faltan horas para que gran parte de la humanidad conmemore una de las fiestas de mayor importancia para el Cristianismo. En un establo nacía un niño que cambiaría la historia de la humanidad. El lugar de parto parecía no tener en cuenta la relevancia del acontecimiento, sin embargo , con el transcurrir de los años, aquel recién nacido hecho hombre le daba sentido a través de su mensaje: ” Felices los pobres y excluidos porque de ellos es el Reino de Dios”.

El consumo navideño funciona como una nube en el cielo que impide ver la estrella que nos guíe a aquel “nacimiento del hombre nuevo”. La fecha, que para muchos representó el año cero, se reduce a  la actividad del personaje legendario​ originario del cristianismo occidental conocido por repartir regalos a niños durante las noches de nochebuena.

Así las cosas ” el rechazo que sufrieron María y José” sigue intacto porque aún no “encuentran lugar para parir la esperanza”.

El rey Herodes el Grande, ante la noticia del nacimiento de Cristo comunicada por los
Magos, ordenó matar a los niños menores de dos años que vivieran en Belén y su comarca, temiendo
que su poder se viera desplazado por la venida del Mesías anunciado por los profetas.

2022 años luego de aquel nacimiento siguen existiendo quienes niegan un lugar en el que pueda nacer y crecer ese ” Reino de Dios” del que hablaba el niño hecho hombre. Reino de Justicia e Igualdad que como en aquellos tiempos ponen en riesgo los intereses de los emperadores de turno y sus seguidores. De esta manera,”Matar a los inocentes” se convierte en la práctica que intenta sepultar a los testigos indeseados de un sistema que no tiene lugar para ellos.

Llegará la hora y al levantar las copas deseándonos ” Felíz Navidad” no olvidemos que aquel niño nació para “liberar a los oprimidos y derribar a los poderosos de sus tronos” y que hoy anda buscando un lugar. No le cerremos la puerta, y estemos atentos a los decretos de los emperadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.